fbpx

LA VERDAD NADA MAS QUE LA VERDAD

Servirse de un cargo público para enriquecimiento personal resulta no ya inmoral, sino criminal y abominable. El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria un poder que pretende hacerse superior a las leyes. Preferiría la paz más injusta a la más justa de las guerras.